jueves, 29 de marzo de 2012

¡Terror!

Una estimada seguidora del blog, Claudia Azpiazu Hierro, me ha escrito esta semana un mail para comentarme que se haya inmersa en un proyecto de stop-motion, especificándome que se trata de un corto de animación en plastilina de terror, tema complicado como ya sabemos todos, aunque sumamente atrayente. De hecho recuerdo una conversación que tuve con el gran Pablo Llorens en una edición del extinto (¿?) Animadrid donde me comentaba algo así como que: "Crear sensaciones de horror con un material asociado a la niñez, la ternura, los colores vivos, etc... como es la plastilina puede conseguir un efecto extra en la atención del espectador".

El caso es que Claudia me pide que le comente algunos de los nombres del panorama del terror stop-motionero que puede usar como base para su propio trabajo. El tema sin duda puede ser como para rellenar una tomo de la Espasa-Calpe, pero he decidido centrar el hilo en tres absolutos maestros del horror, de esos que te hacen que los huevecillos se te pequen al cuerpo:

I+G STOP-MOTION
De este estudio barcelonés hemos hablado infinidad de ocasiones en el blog. Su técnica de animación, basada en el uso de madera y alambre principalmente, ha ido subiendo escalones de manera exponencial desde que comenzarán su andadura en la ESCAC con aquel divertimento llamado El Negro es el Color de los Dioses, dando su salto al angustioso mundo de las pesadillas con Violeta, la Pescadora del Mar Negro hasta acabar en su laureado Las Gemelas de la Calle Poniente, corto que es el que he decidido insertar a continuación:



LEE HARDCASTLE
No se si me repito demasiado, es posible. De Lee, incluí ayer su último trabajo en este espacio hostil: Chainsaw Maid. Con un estilo muy característico de stop-motion de batalla, en donde prima la rapidez y expontaneidad por encima de la calidad visual, este artista nos deleita con una joya animada cada mes o mes y medio. Su corto estrella, para mi gusto, sigue siendo T is for Toilet, con el que ganó el premio The ABCs of Deaths. Para esta selección, sin embargo, he elegido su versión de Evil Dead en 60 segundos:


ROBERT MORGAN
Dejo para el final al que yo considero el absoluto maestro del terror en stop-motion. La filmografía de Morgan cuenta con seis brutales que pueden verse gratuitamente por internet y en su página web, a excepción de Bobby Yeah, su última locura que aún no he tenido el placer de degustar. De su filmografía con puppets animados frame a frame, me quedo con The Separation.



Aquí acaba mi respuesta al mail de Claudia, no sin antes felicitarla por elegir el stop-motion como medio artístico a través del cual expresar su nuevo proyecto. Me despido utilizando para ello una ilustración tomada prestada del blog de la seguidora, la cual reproduce la frase final de una mis películas favoritas: