jueves, 15 de abril de 2021

ENTREVISTA A SOFÍA SERRANO, MODEL MAKER EN SAVE RALPH

Save Ralph me ha volado la cabeza. Me encontré con el cortometraje por casualidad, en el timeline de facebook de SAM (Pos Eso, Encarna) y me quedé petrificado por el acercamiento tan certero a la dura realidad de unos animales que, sin voluntad alguna, ponen su integridad física -hasta las últimas consecuencias- al servicio de la belleza del ser humano. ¡Todo sea por tener un cutis sin arrugas o un cabello libre de encrespamiento! Ay, pero dejadme ya de leer y ponemos a ver el corto para que podamos continuar:




Este comprometido film fue dirigido por Spencer Susser de Blue-Tongue Films, quien contó con un plantel de lujo en el apartado de la interpretación vocal (quien diga doblaje, le corro a gorrazos): Taika Waititi, Ricky Gervais, Zac Efron, Olivia Munn, Pom Klementieff y Tricia Helfer.  Fue realizado en plena pandemia, confinamiento mediante, por Arch Model Studio y Arch Film Studio de Andy Gent, experto model maker que ha trabajado en películas de prestigio como Isla de perros (2018), Frankenweenie (2012), Fantástico Sr. Fox (2009) o La novia cadáver (2005). La animación es obra de Tobias Fouracre, la iluminación de Tristan Oliver (gran maestro de la cinematografía a pequeña escala), y el taller de muñecos, escenarios y props fue coordinado por el propio Andy Gent, quien contó con la artista española Sofia Serrano (Elche, 1985) en su equipo.

Foto cedida por Andy Gent (Arch Model Studio)
Mi amistad por redes sociales con Sofía me encendió la bombilla y quise preguntarle acerca del cortometraje, pero antes de lanzarme como un loco pensé que, quizás, sus respuesta podrían interesar a alguien más. Así que me puse a redactar una serie de preguntas con el objetivo de que sus respuestas fueran finalmente publicadas aquí, el difunto blog de Puppets & Clay. Esto no quiere decir que retome la actividad del mismo, máxime porque no tengo tiempo alguno para hacerlo, pero es que además... ¡¿quién leches lee blogs en 2021?!

En fin, si has llegado hasta este punto del texto, ¡ole! te has ganado mi gratitud plena por leer el rollo anterior. Te alegrará saber que a partir de aquí todo mejora gracias a las interesantes respuestas de Sofía, una crack absoluta en las importantes tareas que hay que realizar en un taller stop-motion. Os recomiendo, con ahínco, que visitéis su web HEY POPS para descubrir lo que hacen sus prodigiosas manos, aunque en esta entrada también encontraréis fotos de sus trabajos y del making of de Save Ralph que ella y Andy Gent me han cedido sin pedir royalties (tampoco se las iba a pagar).

¿Qué trabajos profesionales realizaste tras acabar Bellas Artes en la Politécnica de Valencia? 

Cuando acabe Bellas Artes estuve tres meses en Londres haciendo cursillos cortos, y mirando a ver si me salia algo en algún estudio de diseño, que es en lo que me había especializado en la carrera. Al no salir nada volví a España y me fui a Barcelona a hacer un posgrado en diseño editorial. Mientras hacía eso estuve trabajando en H&M y haciendo prácticas en un estudio de diseño en el que mejoré mis habilidades de Illustrator. Después hice un Master en tipografía y lo compaginaba con mi trabajo en H&M y unas prácticas en el departamento de infografía del periódico La Vanguardia

De ahí me fui a Londres con una beca Leonardo, que ya no existe, y entré como becaria en el estudio Shotopop, que por aquel entonces hacia mogollón de paper craft illustration. Hacíamos muchas esculturas de papel que luego fotografiábamos y retocábamos en Photoshop. Estuve 6 meses de prácticas y luego me ofrecieron quedarme como freelance hasta que ya no me necesitaran; en total trabajé para ellos full time durante un año, y después de eso me llamaban para trabajos puntuales. Luego tuve un parón en el que hice trabajos poco relevantes para la carrera de nadie, hasta que una casualidad de la vida me hizo mandar por error un email a un estudio de animación de stop motion al que había contactado dos años antes sin posibilidad de trabajar con ellos en ese momento. Al poco de este email casual me llamaron para trabajar en un proyecto para Toblerone. Ahí me di cuenta de lo importante que era recordar a los estudios quién eres y tu disponibilidad.

Trabajando con Catfish Collective en el proyecto de Toblerone conocí al productor que cambió mi vida, Glenn Holberton, ¡uno de los hombres más buenos sobre la faz de la Tierra! Le gustó como trabajé con ellos y me dijo: "Si realmente quieres dedicarte a esto, tienes que conocer a Andy Gent, y he oído rumores de que va a hacer los muñecos para la próxima peli de Wes Anderson". Así que Glenn me dio su email y me dijo que el también lo llamaría. Yo no me espere nada de esto, porque cuantas veces antes me habían dicho llama a fulanito o llama a menganita que te puede dar curro y... ¡al final no salía na! Pero bueno por honrar el gesto de Glenn le mandé un email. ¡A las dos semanas Andy me llamo para una entrevista!

Andy me dijo: "Mira, no tengo internet y no puedo ver tu portafolio online, pero Glenn me ha hablado muy bien de ti y yo me fio de él, así que vas a hacer dos semanas de pruebas y, si te llevas bien con el equipo, te quedas. No te preocupes por todo lo demás, ¡que te lo vamos a enseñar todo!" Y de ahí, on and off llevo trabajando con él desde entonces. También he trabajado en otros estudios, en otros proyectos, pero él es la persona con quien más he trabajado y con quien me gusta más trabajar.

Leí que Save Ralph fue realizado en pleno confinamiento ¿Cómo fue tu día a día en Arch Model Studio durante la producción, entiendo que preproducción, del corto? 

Pues mira, a Ralph lo concebimos trabajando a ratos en el taller y a ratos en casa. Había fases del proceso que hacerlas en casa no iba a ser posible pero otras sí. Christy Matta y Stefano Cordioli esculpieron primero una maqueta y después la adaptación para hacer el molde, esto lo hicieron parte en casa y parte en el taller. Josie Corben construyó el armazón o esqueleto en el taller, Jade Gerrard hizo el molde también en taller. El positivado, obra de Patrycja Cichocka, fue también hecho en taller, pero cuando llegó al pelo, eso se hizo en casa; Marina Ralph trabajó en la cabeza, fabricó las orejitas y gran parte del pelo de la cabeza, y yo me centre en el cuerpo, aunque luego cambiáramos y retocáramos la cabeza. Y todo el proceso de transferir pelo y aplicarlo al muñeco se hizo en casa, ¡yo estaba en pijama todo el dia haciendo a Ralph! 

Una vez el confinamiento se relajó un poco ya volvimos la mayoría al taller para ponernos con todos los cambios indicados por el cliente y con todas las labores de reparación; así como para completar la fase de unión de la cabeza y el cuerpo de Ralph. Me pareció una experiencia horrible trabajar en casa, yo soy una persona muy social y me encanta estar en el taller, por no hablar de que tuvimos pelusas de pelo por toda la casa durante la semana y media que tuve a Ralph en casa. Más adelante, tras volver de un viaje a España, tuve que hacer cuarentena y me mandaron a Ralph a casa para arreglarlo después de su primer rodaje, lo cual fue más fastidioso porque también tuve que arreglar temas de siliconas y demás, con lo cual más pringue en casa. Es muy incomodo, por lo menos para mí. Si tengo que hacer algo en digital, como para mandar a cortar en láser o a imprimir, no me importa trabajar desde casa; pero si se trata de algo manual, que implica un poco de pringue, no me gusta nada. ¡Prefiero el taller!

¿Qué elementos específicos creaste para el film? 

Pues principalmente estuve en el departamento de pelo, y luego también en mantenimiento, arreglando a Ralph entre toma y toma. No es habitual que una animación en la que un personaje tenga tantas escenas solo se tenga un muñeco, generalmente se hacen copias para que más de un animador esté animando al mismo personaje en distintos sets. Pero para este proyecto no había presupuesto así que un solo muñeco tenía que aguantar el rodaje entero; sufriendo además varios parones, ya que trabajábamos en Ralph cuando había un hueco entre proyecto y proyecto que pudiera, digamos, pagar las facturas; porque el presupuesto para Ralph era muy limitado. ¿Esto qué significa? Pues que Ralph parecía un peluche de feria después de cada toma y, hacia el final del proyecto, arreglarlo era tela marinera. En fin, luego también hacia otras cosillas, algún prop, los graficos, un poco de laser cutting (por ejemplo, las jaulas las hice yo, aunque las diseñó Molly Porter), los posters del laboratorio, cosas así...

El cortometraje es un bofetón que seguro que hará despertar a mucha gente. ¿Qué opinión te merece su mensaje? ¿estabas ya concienciada en este sentido? 

El mensaje es muy fuerte, y a nosotros que trabajamos en Ralph nos afecta aun mas, porque para nosotros, o al menos para mí, Ralph es nuestro nene, y verlo sufrir me parte el alma. La verdad es que nunca he sido ni de ponerme maquillaje ni cremas en la cara, los productos de ese tipo en mi casa son inexistentes. Recuerdo que estando aún en el cole hicimos un proyecto de investigación sobre este tema en concreto y recuerdo ponerme en contacto con ANDA (Asociación Nacional Para la Defensa de los Animales), y ya por aquel entonces me chocó muchísimo ver imagenes de conejos y ratones en jaulas sufriendo la experimentación. Pero si te soy sincera, y creo que esto le pasara a mucha gente, a menos que campañas como esta salgan más a menudo por la tele o por las redes sociales, es algo en lo que no suelo pensar, el ajetreo del día a día deja este tema un segundo o más bien tercer plano...

Vivimos en una sociedad que vende violencia y creo que estamos insensibilizados, hasta cierto punto al menos. Así que creo que estas campañas son muy necesarias para recordarnos lo que les estamos haciendo a los más inocentes de este mundo: ¡los animales! Y espero que no se convierta solo en una campaña para remover las conciencias del usuario, sino que los gobiernos empiecen a hacer algo al respecto. Las leyes no son claras, y dejan muchos huecos por donde las grandes empresas pueden salirse con la suya. Me llama especial atención como en el guion, Ralph, intenta excusarnos y justificar las aberraciones que está padeciendo. Nos hace parecer aún más culpables por permitirlo. Estamos sentados viéndolo sufrir y no hacemos nada para pararlo, y el pobre aún nos defiende... Es un anuncio muy entrañable que acaba con un bofetón. 

¿Qué tipo de pelajes utilizaste en Isla de perros y Save Ralph

Pues mira para Isla de perros se utilizó pelo real, esquilado de ovejas y alpacas. Nuestro buyer, Juan Carlos Orihuela, encontró una granja en Alemania que se dedicaba a vender el pelo esquilado de sus animales. A mí me gusta pensar que era una granja responsable, viniendo de Alemania espero que fuera así. Sobró muchísimo además, así que no se ha tenido que volver a comprar pelo real desde que se terminó el rodaje.

De vez en cuando seguimos usando pelo de alpaca y mohair, pero cada vez más los clientes piden pelo sintético, por lo que tendemos a utilizar cada vez menos pelo real. Trabajar con pelo sintético es la muerte, porque obviamente al ser nylon o cualquier otro derivado pues no te da las facilidades que te da el pelo real, para teñirlo, para afeitarlo, para cortarlo, para todo... El pelo sintético en un problema añadido; pero bueno, nos hemos adaptado y te sientes mejor.

Para el pelo sintético de Ralph se utilizó el mismo que para el Mr. Swan del anuncio de Sipsmith.

¿Cuánto cobra un model maker en Reino Unido? ¿Hay algún tipo de convenio que regule el salario mínimo que debe cobrar cada trabajador de un estudio de animación? 

Aquí a la gente no lo suele gustar hablar de dinero, al menos a las generaciones más veteranas, nosotros hablamos de pasta siempre que lo necesitamos. Depende del rango que se tenga o de los años de experiencia. Aquí somos todos autonomos asi que en teoría tu pones tu precio, pero hay ciertas convenciones o acuerdos tácitos. Se cobra por días generalmente y los talleres suelen pagar semanalmente, mientras que las productoras publicitarias a 30 días. Los sueldos son todos en brutos, porque, como te decía, en la mayoría de las producciones trabajamos como autónomos 

A ver, para que te hagas una idea en Isla de Perros un Junior cobraba £140 por día efectivo de trabajo, un senior puede cobrar pues entre £200-£250, un Jef@ de departamento pues imagino que unos £300-340... Vas poco a poco subiendo tu salario conforme vas haciendo mas proyectos y te van solicitando más. También depende de la producción; hay veces que no hay dinero, porque es una producción de bajo presupuesto, y además hay que tener en cuenta que el stop motion se paga menos que el live action... Por ejemplo, en Isla de perros yo era junior, así que cobraba £140; sin embargo en Strike (2018) eran £115... una miseria, vamos.

8) ¿Qué música has estado escuchando en el último año? 

Pues escucho un poco de todo, aunque para trabajar prefiero escuchar podcasts. Escucho Alkemist, por supuesto, Campamento Krypton, que me encanta, Pobre Pierrot... Tambien soy de escuchar Milenio 3 y Ser Historia, pero últimamente más los anteriores. Y luego escucho música muy variada, desde Robyn a Chavela Vargas, así de variado. Electro pop, opera que me gusta mucho, éxitos españoles desde Serrat a Mecano, incluso Amistades peligrosas. Según me de, de vez en cuando entra la vena Billie Holiday y otro día me pongo el Pont Aeri. Un día Catatonia, otro dia Atila de Verdi. La banda sonora de la Princesa Mononoke, que para mí es la mejor Ghibli, otro dia me pongo las canciones de Willy Fog... Variado todo el año... todos los años... Mi descubrimiento del año pasado fueron Georgia y Rosalía, ¡muy guays las dos!

Oye, ¿te afecta el Brexit de algún modo? 

El Brexit de momento no nos ha afectado ni a mí ni a mi pareja, que trabaja en animación 2D. Hicimos nuestros papeles y somos residentes permanentes. Sin embargo, sí que nos afecta a la hora de tomar ciertas decisiones. Por ejemplo, si sale un curro digamos en Francia pues no lo coges, porque igual luego no te permiten volver, pese a que por ley podemos estar fuera un máximo de 5 años, pero quien sabe que va a pasar dentro de 5 años, ¿no?... Así que no te arriesgas. Cosas positivas, ¡¡que las hay!! pues que si hay rodaje fuera del Reino Unido pues antes mandaran a un europeo que no a un británico, una visa menos, o pillan a alguien local de ese país en vez de llevarse a todo el crew de UK como solían hacer. Se han disparado en su propio pie como se dice aquí. Ya veremos que pasa en los próximos años...

10) ¿Te planteas volver a España en algún momento? ¿Tu familia no te da la chapa para que vengas de nuevo al solecito y la buena comida? 

Claro que me planteo volver a España, de hecho ya estoy maquinando y preparando el cómo y el cuándo... pero es un plan a largo plazo. Si me vuelvo es para poder traerme parte de esta industria conmigo, y que se pueda hacer stop motion en España; ya no de calidad, que calidad ya hay y mucha, sino bien pagada. No puede ser que Loewe, que es una marca española, haga su publicidad en stop motion y se la lleve a hacer a Londres; que las empresas se gasten un buen dineral fuera para hacer lo que se podría haber hecho en su propio país me da un poco de rabia. Por eso estoy intentado aprender todo lo que pueda para algún día tener un pequeño taller, preferiblemente con algunos colegas, y poder producir pelis en España, ¡mientras disfruto del solecito y de la buena comida! 

Mi familia no me da nunca la chapa, mis padres siempre nos han apoyado a mi hermana y a mí en todo. Todo se lo debemos a ellos. Estamos las dos trabajando en la industria del cine gracias a su sacrificio, y si nos ven contentas, mis padres también lo están 🙂

En tu web (Hey Pops) veo que además eres ilustradora capaz de adaptarte a muchos estilos. ¿Has utilizado este talento extra en proyectos de animación? En plan para realizar diseños conceptuales.

La verdad es que la ilustración es algo que me cuesta mucho, no tengo la soltura que, por ejemplo, tuvo Claudia Brugnaletti cuando diseñó a Ralph, ella sí que tiene mano para el diseño de personajes. ¡Lo que ves en mi web es el resultado de mucha frustracion! Pero claro que utilizo lo poco que sé de ilustración para la animación; por ejemplo, para hacer gráficos de todo tipo para los sets. Y bueno... para hacer mis bocetillos en el trabajo también, como hacer algún diseño de póster o ilustración para pósters de pelis y cosas así... Pero este skill lo uso como herramienta, como un extra para aportar más al set dressing de un escenario y cosas así... Pero ya no trabajo como ilustradora, eso lo deje atrás. Mi hermana y yo estamos preparando un guion, y he hecho unos bocetillos para orientar a la diseñadora de personajes, pero ese tipo de menesteres prefiero dejarlos a l@s profesionales.

viernes, 11 de septiembre de 2020

LA HISTORIA MÁS COMPLETA DE MICKEY MOUSE

No pueden dejar de sorprendernos. La editorial alemana Taschen siempre nos deja con los ojos cansados tras (ad)mirar decenas de imágenes sorprendentes impresas en una calidad inigualable, además de colocar en nuestra mente un poso de conocimiento enorme por medio de textos escritos por los expertos más reputados.
En 2018 la editorial decidió unirse a lo grande al 90 cumpleaños de Mickey Mouse, quien tuvo a bien iniciar su andadura en el cine (y en la cultura pop en toda su enormidad) el 18 de noviembre de 1928, día en el que se proyectó por primera vez el cortometraje Steamboat Willie. No sería este el primer cortometraje de animación que integraba la música y los sonidos con las imágenes, pero sí que era el primero en hacerlo con un total sentido de sincronización entre ambos mundos. Tal sería la perfección a la que llegaría el estudio Disney en este aspecto que muy pronto se conocería su perfecta integración de música en el cine animado con el apelativo de "Mickey Mousing".

Pero Taschen no lo puso fácil hace un par de años, puesto que para hacerse con un ejemplar de la obra, apropiadamente titulada Walt Disney's Mickey Mouse. The Ultimate History, había que someterse a un doble esfuerzo. Económicamente hablando el desembolso era de unos más que considerables 150 €, pero es que además el lector tenía que hacerse con un toro mecánico para transportar apropiadamente el tocho de grandes dimensiones (29 x 39,5 cm para ser exactos) y más de 8 kilos de peso. Por suerte, la editorial de Benedikt Taschen piensa en todo el mundo. Con motivo de su cuarenta aniversario ha tenido a bien sacar una edición de bolsillo del mismo libro, perfectamente adaptado al tamaño de las manos humanas y a un imbatible precio de 20 €.
La edición del libro corre a cargo de Daniel Kothenschulte, experto en cine de animación que dos años antes ya nos había dejado anonadados con el también inmenso (en todos los sentidos) The Walt Disney Film Archives. The Animated Movies 1921–1968, quien en esta ocasión viene acompañado por J.B. Kaufman & David Gerstein, al teclado, y de Anna-Tina Kesser, a la guitarra a la maqueta y edición.

El resultado es un monumento al personaje más importante que ha dado el cine de animación. Un libro de consulta que no deja nada por cubrir y que se estructura en tres etapas:
  • The Golden Age: Que va desde la creación del personaje hasta principios de los años cuarenta.
  • The Silver Age: Desde la IIGM hasta mediados de los sesenta.
  • The Modern Age: Desde la muerte de Walt Disney (15 de diciembre de 1966) hasta la actualidad.
La primera de esas etapas es la que más peso tiene en el conjunto de la obra, pues en ella se establecen todas las claves para entender la fama que alcanzó el personaje en los años treinta; la cual no tenía absolutamente nada que envidiar con el resto del star system del Hollywood del momento. Es una época en la que el estudio Disney tiene que lidiar con la dura partida de Ub Iwerks, quien había dado cuerpo y movimiento al personaje en sus primeras aventuras, pero que rápidamente se recompone gracias a que el testigo recae sobre Fred Moore, uno de los animadores y diseñadores más aventajados de los estudios californianos.
Como avanzaba, el libro no deja nada atrás, desgranando la llegada y establecimiento de Mickey Mouse en el mundo de las tiras cómicas y los cómics, con importancia dentro y fuera de los EEUU (que se lo digan a los italianos); siguiendo los pasos de los primeros Mickey Mouse Clubs, en un principio controlados por el propio estudio pero pronto dejados a su libre albedrío por su crecimiento desproporcionado a lo largo de todo el país americano; o analizando los productos más míticos de la mercadotecnia relacionada con el personaje, desde los bellísimos y hoy vetustos peluches de Charlotte Clark a los icónicos relojes en los que los brazos del ratón hacen de minutero y horario (si no has tenido uno de pequeño, no has tenido infancia).

"Vale, muy bien, ¿y entonces ahora quién se va a comprar la edición enorme de este libro?" Taschen se guarda un tremendo as en la manga con la salida de la edición de bolsillo, pues no solo las tapas y el papel son de una calidad (todavía) mejor en la edición de 2018, sino que la de bolsillo no recoge tres capítulos del tocho original:
  • Unfinished Rhapsodies (The Golden Age): Recoge por primera vez en la historia dibujos conceptuales y sinopsis de decenas de cortometrajes de Mickey que no llegaron a ver la luz, dando buena cuenta de la cantidad de ideas que se ponían encima de la mesa en el estudio Disney.
  • Mickey in the Air (The Golden Age): Analiza el paso de Mickey y sus amigos (Donald Duck, Goofy, Minnie, Clara Cluck, Horace Horsecollar, Pluto y Clarabelle Cow) por las ondas radiofónicas.
  • The Simple Things: Midcentury Shorts (The Silver Age): Analiza los últimos cortometrajes de Mickey antes de la temprana muerte de Fred Moore y Walt Disney. Para mí es un capítulo esencial porque cubre, entre otros films, el cortometraje Mickey and the Seal (1948) que forma parte fundamental de mi infancia como espectador de cine de animación.
Además la edición gigante posee una cantidad mucho más elevada de imágenes y un marcapáginas de tela decorado con la reconocible cara de Mickey que servía como imagen de introducción a sus cortometrajes. Con todo la edición de bolsillo cubre con creces su cometido y hará las delicias de cualquiera, sea o no apasionado del cine de animación.

miércoles, 2 de septiembre de 2020

DEL ZOOTROPO AL PROTOZOO

Carla Protozoo es una artista que no sigue modas. Su arte es inconfundible. Es pura atracción hacia lo que no es bello, tejiendo un universo de cuerpos arrugados, ojos cansados y bocas cerradas. Pero su arte no calla. Traspasa la subcultura del fanzine y se mete de lleno en el cine comercial. Un arte que sorprende a quien lo ve por primera vez, y que fácilmente lo reconoce cuando lo ve una segunda. 

Carla Protozoo prefiere la horizontalidad a la verticalidad. Sus redes sociales dan fe de una continua performance. Se trata de ella tirada en cualquier suelo, como si se hubiera caído desde un quinto piso. Obsesión que se antoja atávica y que arrastra a propios y ajenos. 

Carla Protozoo se enfrenta a sus demonios cuando su tendencia horizontal la lleva a su cama. Dilucida sobre lo que lee y lo que ve de una forma profunda, pues en ella impactan por igual una serie documental sobre el terrorista Unabomber y una conversación con el teléfono de la esperanza de Bilbao. Todo tiene valor si se tiene la capacidad de encontrarlo.

Carla Protozoo ha publicado un libro gracias a la editorial Marli Brosgen. Pero no es un libro, es un ascensor a su mente. Una cabina unipersonal que nos lleva a un inusual proceso de selección de ideas, metamorfosis de los estímulos que recibe del mundo. Todo ello va decorado por sus grotescas figuras, que se afanan en ocupar más espacio que los textos. Espacio temporal. Las letras se quedan pegadas al córtex al primer contacto con nuestros ojos. Las ilustraciones, sin embargo, conviene mirarlas en detalle.
El libro Cinco señales que indican que un perro va a morir puede adquirirse a través de la web de la editorial Marli Brosgen a un PVP de 15 €.

jueves, 30 de julio de 2020

NOVEDAD DVD: ZIBILA Y EL PODER DE LAS RAYAS

Cada vez que la distribuidora Rita & Luca hace un anuncio nos puede la alegría. Desde hace ya unos años, esta distribuidora independiente hace lo imposible por traer animación de calidad venida de todas las partes del globo, aunque con un mayor peso producciones europeas por lógica cercanía física y cultural, para los más pequeños de la casa. Su trabajo no solo se enmarca en la distribución en DVD de largometrajes y cortometrajes, donde suman heterogeneidad en un mercado de estilos cada vez más plano, sino que también hacen estrenos en cine y tienen su propio festival con sede en Barcelona y Madrid, El meu primer festival/ Mi primer festival, al que ya nos hemos referido en alguna que otra entrada.
Zibila y el poder de las rayas es la última propuesta que Rita & Luca ha lanzado al mercado doméstico. El disco se compone de los siguientes 4 cortometrajes, ideales para niños de unos 3 años y que pueden verse en español o catalán:

  • ZIBILA (Isabelle Favez, Francia, 2019): Excelente trabajo de animación Flash, donde el colorido y el diseño de los personajes y fondos están al mismo nivel que el mensaje que transmite: chavales y chavalas, las diferencias en el físico no deben ser nunca importantes a la hora de hacer una amistad.
  • EL FONDANT DE CHOCOLATE (Benoît Chieux, Francia, 2019): Mi favorito de esta colección. Su animación stop-motion en plano hace recordar a grandes maestros de la animación de Europa del Este, como el ruso Yuri Norstein o el checo Břetislav Pojar. Cuenta con uno de los gigantes más molones que yo haya visto. El director es Benoît Chieux, cuyo trabajo artístico en los largometrajes Mia et le Migou (2008) y Tante Hilda ! (2013) ya dio que hablar hace un tiempo.
  • NO TENGO MIEDO DEL COCODRILO (Marc Riba y Anna Solanas, España, 2019): Nuestros amigos de la productora de stop-motion barcelonesa I+G Stop-Motion siguen creando obras interesantes. En este caso concreto apartan tu tendencia siniestra para narrar un divertido cuento de animales coloridos, muy en la línea de otros trabajos suyos como Grand Prix (2011) o El niño y el erizo (2016).
  • EN LAS ALTURAS (Marina Svojíková, Francia y Bélgica): De nuevo los colores inundan la pantalla, aunque esta vez gracias a las cartulinas movidas fotograma a fotograma. Su moraleja vuelve a incidir en lo absurdo de tratar a alguien mal por sus diferencias físicas. 

Podéis comprar el DVD directamente en la web de Rica & Luca, donde además encontraréis interesantísimo material didáctico que hará disfrutar a los peques de estos trabajos animados a un nivel mucho más profundo.

sábado, 18 de julio de 2020

JANA Y LA PIRULETA MÁGICA (2019): CRÍTICA

En 1939 se estrenaba en Estados Unidos el segundo largometraje de animación de su historia, Los viajes de Gulliver (Dave Fleischer, Seymour Kneitel, Grim Natwick, Roland Crandall y Tom Palmer). En ella tenía lugar unos preparativos que derivaban en uno de los casus belli más absurdos y divertidos de la historia del cine. El motivo: el padre de cada progenitor desea que se imponga en la boda la canción de su reino.
En Jana y la piruleta mágica (Lu Jinming y Zhong Yu, China, 2019) asistimos a un enfrentamiento similar, sucedido en una boda entre un zorro y una osa polar -maquillada para la ceremonia como si fuera una congénere de la raza panda-. La boda acaba en desastre, no tanto por la discusión entre los padres de los pretendientes, sino por la intromisión del cerdo GG Bond, la niña humana Jana y el roedor Conejo. Esa es solo una de las múltiples, y en algunos momentos inconexas, aventuras en las que este atípico trío se ve inmerso.

Técnicamente la película es solvente, aunque queda claramente en desventaja si la comparados con La serpiente blanca (Amp Wong y Zhao Ji, 2019), una de las más prodigiosas producciones de animación que ha dado China en toda su historia. El estudio de animación Guangdong Yongsheng Animation Co. sabe aprovechar y llevar al límite a su personaje estrella: GG Bond, un cerdo superhéroe creado en 2005 cuyas aventuras las llevan disfrutando los habitantes del enorme país asiático desde entonces, en una serie que ya suma 16 temporadas y nada menos que 5 largometrajes. Jana y la piruleta mágica es el último largometraje de esta franquicia. Pese a que en nuestro país no hemos visto nada de GG Bond en el pasado, no es algo que afecte al entendimiento por parte del espectador de la trama. Además Jana, la protagonista, es un personaje nuevo y el primer humano que hace su presencia en el mundo de fantasía de GG Bond; lo que ayuda a que nos introduzcamos en la historia desde el primer minuto. Por otro lado, el diseño de personajes pone a prueba al estudio, en cuya enorme variedad de secundarios e incidentales se atisban guiños a éxitos internacionales del cine animado reciente. El caso más flagrante es el de Conejo, cuyo diseño y personalidad es un calco de Pompón, personaje que hace las delicias de los niños y niñas que hayan visto Mascotas (Chris Renaud y Yarrow Cheney, EEUU, 2015) y, especialmente, Mascotas 2 (Chris Renaud, Jonathan del Val, EEUU, 2019).

La idea que vertebra la película es la de una adolescente que se resiste a dejar el mundo infantil de fantasía que tantas alegrías le ha dado de niña, y está representada mediante un viaje a un mundo fantástico producto de su imaginación. Es una historia que ya hemos visto en cine de animación en otras ocasiones, siendo ejemplos recientes en El parque mágico (Dylan Brown, EEUU y España, 2019), o, con un estilo y forma más pulidos, en El principito (Mark Osborne, Francia y EEUU, Francia). Mientras la historia al completo busca directamente la diversión de los espectadores más pequeños -siendo ideal para aquellos con una edad comprendida entre 5 y 8 años-, la moraleja va directa a sus padres: No privar a tus hijos de su derecho a soñar. 

Jana y la piruleta mágica se ha estrenado este viernes, 17 de julio de 2020 en las salas de cine de España, y ha sido distribuida en nuestro país por Paycom Cinema.