viernes, 19 de agosto de 2016

POS ESO, UN DVD REPLETO DE PLASTILINA POSEIDA

Tenía pendiente hablaros de la edición en DVD del largometraje de Sam, Pos Eso, desde hace unas semanas. Pero entre las vacaciones y otras excusas se ha ido demorando la cosa... hasta hoy. 

El único disco se presenta en un estuche normal de plástico con carátula reversible, que recoge tanto el poster de promoción en festivales como el que encontramos en la sala de cine aquellos locos acólitos del trabajo de Conflictivos Productions, que fuimos a verla en pantalla grande (podéis encontrar mi crítica aquí). 
Y dentro encontramos la película, con una buena calidad imagen, un sonido pasable, la opción de subtítulos en inglés, y tres interesantes extras en forma de documental making of sobre los momentos de rodaje referentes al doblaje, la música y la propia producción, en los que se incluyen entrevistas a los principales artífices de esta rara avis de la filmografía animada de nuestro país. 

Una versión en DVD editada por Regia Films que podéis comprar, directamente en la web de la distribuidora o en Amazon, a un precio más que asequible.

jueves, 18 de agosto de 2016

KURT WEILER, EL GRAN REALIZADOR STOP-MOTION DE LA RDA

Ya es costumbre. Cuando viajo a un país extranjero de vacaciones, siempre me acerco a las tiendas de DVDs y librerías para tratar de encontrar alguna joya de cine de animación propia del país, algún resquicio que abra una nueva lata llena de aventuras animadas y que de paso me acerque un poco más a su cultura nacional. Luego ya está la suerte de dar con el estante adecuado en la tienda, toda una lotería que en el caso de mi visita a Berlín se ha saldado con el premio gordo.

Escondido en la zona "cultureta" de DVDs de un gran complejo de ocio de Friedrichstraße estaba esperándome Kurt Weiler, no la persona sino su obra filmográfica. Kurt Wiler, die Kunst des Puppenanimationfilms (el arte de las películas de animación de muñecos) es un completo DVD doble con la filmografía stop-motion que Kurt realizó en la zona comunista de Alemania entre 1952 y 1985, que viene acompañado de un libreto en alemán que analiza la historia del artista, y que junto a la entrevista que acompaña como extra a los cortometrajes, supone un pleno reconocimiento hacia un realizador muy poco conocido. Un currazo de la DIAF (Instituto alemán sobre cine de animación afincado en Dresden) distribuido por Absolut Medien, que por fortuna (dado mi escaso nivel de alemán) cuenta con subtítulos en inglés en todos y cada uno de los vídeos.

Kurt Weiler emigró a Inglaterra en el año '39 a causa de la segunda guerra mundial, pues aquello de ser un judío alemán por sus propias tierras era deporte de alto riesgo. Sin embargo a su llegada no tuvo una gran fortuna y fue a parar a un campo de internamiento en el que los ingleses recluían a los inmigrantes que pudieran ser enemigos potenciales. Allí entraría en contacto con el animador Peter Sachs, quien le animó a que siguiera sus instintos y se lanzará hacía su sueño en el terreno del cine animado. Peter acabó acogiendo como mentor al joven Weiler, después de que este le enseñara los muñecos que había hecho y Peter, tras verlos, le dijera que los tirara a la basura por ser demasiado naturalistas. "Si tratas de competir de forma realista con un ser humano, siempre vas a perder", le dijo.

Tras su paso por el estudio de Peter, Kurt volvería a principios de los años 50 a Alemania para acabar trabajando como director de películas stop-motion en el gran estudio de animación DEFA de la República Democrática Alemana (la zona comunista), donde desarrollaría su obra bajo las imposiciones morales de un régimen político que por contra le proporcionaba una libertad artística por la que a acabado siendo considerado como una de las figuras claves de la animación avant garde. "En la RDA," confesaba en una entrevista de 1990, "sufrí cierta oposición a mi trabajo por parte de la gente a la que consideraba afín políticamente hablando. Sin embargo, me exigían que toda la labor artística debía ser original [motivo por el que quizás sus obras tienen un estilo tan distinto las unas de las otras], además de elitista. Debíamos considerar la animación como arte, y por lo tanto no tenía porque ser entendido en un primer vistazo, sino que debía estar enfocado a una audiencia por encima de la media." 

De todos los 19 cortos que componen la obra en DVD, os dejo como recomendación personal el producido en 1965 bajo el título Heinrich des Verhinderte (El disfuncional de Heinrich), por su perfecta animación y curioso diseño de personajes.

viernes, 29 de julio de 2016

¡BIEN HECHO, GROMIT! CUARENTA AÑOS DE AARDMAN ANIMATIONS

Hoy publico una de las entradas que más ilusión me hace en mucho tiempo, pues trata sobre un trabajo de investigación profundo que he venido realizando desde septiembre del año pasado, mes en el que la editorial Diábolo Ediciones dio luz verde a una de mis propuestas de ensayo cinetográfico que pronto podréis ver en cualquier librería del país. Se trata de un libraco sobre AARDMAN ANIMATIONS, el estudio de animación que más alegrías me ha dado (sí, incluso por encima de Pixar).
Al recibir la noticia positiva, en forma de llamada telefónica, me puse a dar saltos de alegría por casa. ¡Iba a escribir un libro! Pobre de mí... aún no sabía las horas y horas de investigación, redacción y revisión que me esperaban. Al igual que Nick Park pensaba que realizar un largometraje supondría el doble o el triple de trabajo que terminar uno de los cortometrajes, yo pensé que escribir un libró sería como hacer cuatro o cinco artículos. Cuán equivocado estaba. El salto entre escribir un artículo para un fanzine y realizar un libro no se basa en una fórmula lineal de suma de horas de trabajo, realmente supone entrar en una fórmula de tipo exponencial donde vas a tener que echar más horas de las que tiene el día. O al menos eso me ha pasado a mí, un escritor al que le queda tela para ser un profesional del medio.

No quiero que me malinterpretéis. El libro ha supuesto un trabajo arduo, pero igualmente entretenido y absorbente. Las ojeras que decoraban mis ojos en los meses pasados fueron un fiel testigo de todo ello. Revisar todos los cortometrajes, películas, videoclips, series y anuncios (en este último caso ha sido lógicamente imposible hacerlo al 100%, pero seguro que he visto más del 80% de todos los que el estudio de Wallace & Gromit ha creado en sus 40 años de vida) ha sido maravilloso y muy enriquecedor. No puedo decir, como tantos y tantos de los españoles que han formado parte de algunas de sus producciones, qué conozco a Aardman hasta el tuétano, pero desde luego si que he raspado más que la primera capa y creo haber llegado al hueso en todos los capítulos.
Algo me he documentado, volumen 1
Me queda la pena no de no haber recibido un mayor apoyo del propio estudio o de sus más icónicos directores, pero lo cierto es que ese tiempo lo he invertido en ponerme en contacto con otros de los artistas del estudio, menos conocidos pero igualmente interesantes, que me han aportado cantidad de anécdotas de sus años de trabajo en el estudio de la oveja Shaun. 

Además he contado con un prólogo de puta madre, de mi buena amiga y co-directora de La Academia de Animación, Lula Gómez, así como un epílogo de Sam, colega y director Pos Eso que trabajó en la serie Creature Comforts America. Todo un lujazo.
Algo me he documentado, volumen 2. Nota: sí, tengo Chicken Run en DVD edición japonesa (y me costó 1$, ¡chincha!)
A nivel más personal, la obra me ha servido para unir más lazos con mi padre (si es que no nos unen ya los suficientes), que fue el primero en leerla entera y en aportarme un montón de estupendas mejoras. Eres grande, papá.

No doy más la lata, no desgasto más palabras ni quiero desvelar más de un libro por el que tendréis que esperar hasta septiembre para conseguirlo. Sí que os pido, antes de irme, que si llegáis a comprarlo y, más importante, leerlo, dediquéis un par de minutos en escribirme para decirme lo que os ha parecido. Ya sea bueno o malo, pues os puedo confesar que una de las críticas más dolorosas que he recibido jamás acerca de los fanzines, me hizo mejorar enormemente en la elaboración de textos. A esos animautas que me metieron caña, no puedo más que darles las gracias.

viernes, 8 de julio de 2016

GREEN JELLY - THREE LITTLE PIGS (1993)

Hacía muchísimo que no publicaba un videoclip en viernes, como hacía antaño, y la verdad que lo echaba de menos. Por suerte el seguidor Roger Vidal me escribió por facebook para recordarme el videoclip del tema Three Litte Pigs compuesto por la banda estadounidense de heavy metal Green Jellÿ.

Realizado en 1993 por Fred Stuhr, tristemente fallecido a la edad de treinta palos en un accidente de tráfico cuatro años después y que es posible que os suene por haber realizado varios icónicos videoclips de la banda Tool, la historia de este trabajo de animación en plastilina narra el cuento infantil de Los tres cerditos desde una perspectiva bastante diferente a la que todos conocemos. En ella, dos de los cerdos viven como curritos de clase baja mientras que el tercero es un cerdo de éxito que incluso puede pagar los servicios de Rambo para matar al lobo.


Gracias en parte al potente videoclip, emitido infinidad de veces en MTV, el tema resultó todo un pelotazo que consiguió llegar al número 17 del Billboard de USA y al número 5 de la lista de singles de Reino Unido.

jueves, 7 de julio de 2016

WILL VINTON VUELVE AL RUEDO CON UN LARGOMETRAJE

De acuerdo a la información publicada ayer por la web de referencia Deadline, Will Vinton se encuentra embarcado como director en el futuro largometraje titulado (de momento) Codename Housewife: The Case Of The Missing Rock Stars, basado en el cortometraje surcoreano Codename Azumma, del que no había oído hablar nunca.


Para la producción de esta obra de animación stop-motion, que tiene previsto su estreno a mediados de 2018, se han juntado la productora inglesa GFM Films y la americana dirigida por Home Plate Entertainment Company, mientras que para la animación se va a contar con Pangao Studio de Beijing (un estudio del que no he encontrado nada en la red...). Además el equipo cuenta para el guión con Hong Sukhwa, creador del cortometraje original, y Jim Cox (Ferngully, Oliver y su pandilla). 

La vuelta de Winton a la animación stop-motion se produce quince años después de que dejase su propia compañía, en la que es una de las historias más OMG! de este mundillo y que relataré en profundidad otra entrada. Espero con ganas la vuelta de una de esta vieja gloria del cine de animación que revolucionó la animación en plastilina en la época de los ochenta, y convirtió en interesantes a las anodinas pasas gracias al uso del famoso tema I Heard It Through the Grapevine.
Pese a todo, ¿no os parece un poco raro? Es decir, ¿es el corto tan bueno e influyente como para planearse seriamente hacer un largometraje? Wallace & Gromit tardaron 16 años en dar el salto del corto al largo (desde Una gran excursión a La maldición de las verduras), y estoy hablando de una pareja animada que pertenecen por derecho propio a la cultura pop internacional... ¿Cuánta pasta le habrán endosado a Vinton?

Más info: Deadline