martes, 8 de abril de 2014

ANIMACIÓN STOP MOTION Cómo hacer y compartir videos creativos (Melvyn Ternan; Ed. Promopress)

El pasado mes de Marzo salió a la venta, en papel y perfecto castellano, el libro ANIMACIÓN STOP-MOTION, Cómo hacer y compartir videos creativos, del inglés Melvyn Ternan. La página web de la editorial, PROMOPRESS, comenta sobre esta novedad lo siguiente: 
"Esta es la guía definitiva para todos aquellos que deseen explorar las atractivas posibilidades de la animación stop motion. En ella, el internacionalmente renombrado maestro de la animación Melvyn Ternan nos ofrece: tutoriales ilustrados paso a paso que cubren todos los aspectos, desde el dibujo del storyboard y la creación de sets y props hasta la edición de postproducción; variedad de técnicas stop motion con el empleo de materiales cotidianos como papel, plastilina y LEGO®; casos de estudio inspiradores que muestran el trabajo de animadores profesionales. Cineastas de todos los niveles - desde el joven aficionado hasta el animador profesional - hallarán en este libro una guía indispensable para llegar a dominar un estilo de animación que ofrece resultados visuales asombrosos."
A nivel personal. el feeling que nos ha quedado tras zambullirnos de lleno en este libro la verdad es que ha sido muy positivo. La lectura ha resultado muy dinámica y en menos que canta un gallo nos lo hemos zampado con patatas.

Estructurado en tres grandes secciones: preproducción, producción y postproducción, el libro explica de manera somera un buen puñado de técnicas a las que se puede "jugar" usando el stop-motion (muñecos, cut-out, brickfilms, animación con post-it,...), a la vez que aporta importantes píldoras de conocimiento que bien pueden ahorrarnos tiempo y dinero en la realización del proyecto animado que queramos abordar.

Además, por si fuera poco, el libro se complementa con vídeos/ejemplos realizados por Melvin, a través de los cuales explica las diferentes vertientes del stop-motion (que si bien no están todas, si podemos decir que pocas son las que faltan), y con vídeos de cortometrajes realizados, utilizando cada una de las técnicas expuestas, por renombrados animadores o estudiantes con grandes dotes artísticas. Para visualizarlos, códigos QR rellenan el espacio no ocupado por las imágenes y los textos. Una idea que nos parece todo un acierto.

Para mayor facilidad de quienes adquieran el libro, así como de todos aquellos interesados en tomar contacto con la variedad de estilos que ofrece el stop-motion, recopilo en esta entrada todos y cada uno de los cortometrajes que son desgranados en el mencionado libro, mediante entrevistas a cada uno de sus autores (!). Esperamos que sea de vuestro agrado:





















Autor: TERNAN, MELVYN 
Editado por: PROMOPRESS 
Fecha de Publicación: 03/2014 
Páginas: 176 Idioma: 
ES ISBN: 978 84 15967 03 3 
Precio 25,00 EUR

jueves, 27 de marzo de 2014

El alucinante mundo de Ivo Caprino

Cuando nos dejamos caer por aquí pensamos: "leches, tenemos el blog abandonadico!". Pero solo es eso lo que tenemos un poco dejado de lado, pues nuestro facebook no puede estar más activo y, además, redoble potente de batería (tocada desde el cielo por John Bonham)... estamos preparando algo gordo que nos  hace mucha ilusión, algo que ya hicimos y que queremos repetir. Y hasta ahí, que tiene que ser sorpresa.


El caso que nos ocupa esta entrada es el de las grandes animaciones del no muy conocido aquí en España, pero tremendamente famoso en su Noruega natal, el marionetista y animador stop-motion Ivo Caprino

Tras ayudar a su madre en la construcción de títeres para un teatro infantil en la época de los 40s, se dio cuenta de las tremendas posibilidades narrativas que podían conseguirse a través de graciosos muñecos sujetos por palos, hilos o las propias manos. Basándose en el diseño de los muñecos de su mencionada madre, creó su primera obra cinematográfica Tim & Teddy (Tim og Tøffe, 1949), para la que ideó un innovador sistema por el que podía mover los muñecos en tiempo real a través de un primitivo sistema de control remoto, que bien podría ser considerado como el precursor de los hoy famosos animatronics.

Gracias al éxito conseguido, el joven Ivo decidió dedicarse de por vida a este medio. Con esa iniciativa, pronto llegarían un buen puñado de trabajos con títeres, como los cortometrajes: Music in the Attic/A doll's dream (1950), Little Freddy and his fiddle (1952), Karius and Baktus (1954), Scampermouse in a jam (1955), o The steadfast tin soldier (1955), a través de los cuales adquirió cierto reconocimiento en la industria televisiva y fue contratado para realizar con sus puppets docenas de campañas publicitarias en Noruega. Con la venida de trabajos mejor pagados empezó a interesarse por la costosa, tediosa y siempre atrayente animación stop-motion, cogiendo rápido un saber hacer como si de algo innato en él se tratará. Su primer cortometraje con la técnica fue A Dog's Life (Et hundeliv med meg) en 1958 y, tras este y otra serie de trabajos  realizados con marionetas, llegaría a estar preparado para completar la que sería su última y más impresionante obra. Estamos hablando, como seguramente sabréis, del largometraje Pinchcliffe Grand Prix (Flåklypa Grand Prix, 1975) un trabajo que dejamos para hablar en otro post de forma más extensa.



Toda esta entrada en la que hemos ido exponiendo muy brevemente nuestro conocimiento sobre las animaciones de Ivo Caprino, no podría haber sido posible sin la generosidad de Mario Caprino, nieto del mencionado maestro del stop-motion, quien ha tenido el detallazo de mostrarnos,  medio de un paquete cuyo contenido era ni más ni menos que una colección de DVDs, toda la filmografía de su abuelo. Una edición que podéis adquirir a través de su website: 

martes, 4 de marzo de 2014

MOVE MOUNTAIN (Kirsten Lepore, Estados Unidos, 2013)

El viaje de una chica a través de un microscópico mundo en erupción la precipita a aventurarse en una montaña, donde tendrá que aprender a salvarse de si misma. 
El nuevo trabajo de Kirsten Lepore, creadora del aclamado Bottle, nos invita a participar en un mundo simple pero del todo peligroso, en el que se dan cita ya no solo un par de nuevos muñecos creados por Lepore para la ocasión, sino también algunos personajes que ya conocemos de otros cortometrajes animadores de mayor o menor éxito, como los protagonistas del corto The Eagleman Stag de Michael Please.




Enlaces de interés:
Galería fotográfica:

sábado, 1 de marzo de 2014

ROBOT WARS (Albert Band, Estados Unidos, 1993).

Con motivo de la fenomenal edición en DVD editada por la compañía inglesa 88 Films, nos hemos zambullido de nuevo en el universo de la serie Z para recoger lo bueno que se esconde en otra de las patrañas de Full Moon en las que trabajó el talentoso equipo de Dave Allen Productions aportando geniales animaciones stop-motion. ¡La guerra de los robots ya está aquí!

Como sinopsis, con quedamos con la que se curraron en ¡Horror... el horror...!: En el futuro, los robots gigantes son taxis que llevan a la gente de aquí para allá en un mundo yermo y vacío. El último robot de transporte que queda en ese mundo futuro, pilotado por un tal Drake (hasta ese momento un renegado de la compañía) sufre una avería en su último viaje mientras transporta a unos altos mandatarios. El robot es atacado por otro robot gigante rival... y la paz en ese mundo corre peligro.


A rebufo de Robot Jox (Stuart Gordon, 1990), Charles Band decidió estrujarse poco el cerebro para poner en pantalla de nuevo a robots gigantes controlados por humanos. Que a priori es un concepto que mola mucho, pero leches, hay que currarse un poco más la trama, que la peli dura 70 minutos y se hace eterna. Bueno, mentira, las secuencias de animación stop-motion en las que se hace gala de los dos robots combatientes, cuyo diseño de Dave Allen es espectacular, son realmente para quitarse el sombrero.

Uno de los animadores principales de este trabajo fue el gran genio de los mate paintings y las animaciones dimensionales, Jim Danforth. Jim aparece en el Videozone que acompañaba a esta película que fue lanzada directamente al mercado VHS el 28 de abril de 1993. El videozone, es un making of que acompañaba a las películas de Full Moon en los noventa y que, en muchos casos, era más interesante que la propia película, pues se trabajaban entrevistas con directores, reparto y equipo de efectos especiales, de los que rara vez no se enseñaba como habían realizado alguno de los trucajes que salían finalmente en el film.



Para adquirir la peli en DVD, contacta con 88 Films en el siguiente enlace: 
http://www.88films.co.uk/robot-wars-dvd.html

Galería fotográfica:

domingo, 9 de febrero de 2014

Los Kinemans de Michael Myerberg (parte 1)

En el 60 aniversario de Hansel & Gretel: An Opera Fantasy, primer largometraje estadounidense realizado integramente en stop-motion, en Puppets & Clay nos hemos interesado por los principales responsables de este trabajo y de los Kinemans, los muñecos que patentó Myerberg  para la realización de sus proyectos animados. 

Michael Myerber, foto de archivo.
Michael Myerberg productor y showman de éxito en el Broadway de finales de los años 30, quedo alucinado tras ver en 1940 Fantasía de Walt Disney, sobretodo por el poder de la combinación de la música con la animación. Así que se lió la manta a la cabeza y contactó con el director de orquesta Leopold Stokowski y el animador de muñecos Lou Bunin para acometer un ambicioso proyecto. 

Corría el año 1942. Stokowski, Myerberg, y Bunin habían gastado casi 3 años en la planificación de un largometraje que pretendía adaptar la ópera de 14 horas de Richard Wagner, El Anillo del Nibelungo, en 4 horas de animación de muñecos. Para el proyecto se desarrollaron elaborados puppets, entre los que se encontraban gnomos, trolls, dragones, guerreros de Valhalla y criaturas con aspecto de sirenas llamadas Rhinemaidens (doncellas del Rhin), que compartirían protagonismo en varias y épicas escenas de batalla. Myerberg se hizo con un completo casting de voces operísticas, a la vez que se desarrollaban los storyboards, los decorados, y los complejos muñecos de Bunin, quien llegó a completar una secuencia de animación. Universal estaba interesada en producir la aventura cinematográfica, pero por desgracia Hitler estaba haciendo de las suyas en europa y muy pronto se dio a conocer la admiración del dictador por la música de Wagner. Este detalle y la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial llevaron a que el proyecto fuera abandonado en un cajón del escritorio de Myerberg y nunca más saliera a la luz.


Sin embargo, y ahora sin la ayuda de Bunin, Myerberg empezó la planificación de otro largometraje stop-motion bajo el nombre Aladdin and his Wonderful Lamp (Aladdin y su Lámpara Maravillosa), basado en los cuentos clásicos de Aladdin. Sus asociados Peter Lanucci y Herb Schaeffer diseñaron los esqueletos internos de los personajes, mientras Myerberg desarrollaba intrincados sistemas con imanes para logar que los personajes se quedaran adheridos a escenarios de base metálica. Los esqueletos poseían un interruptor en las extremidades para ayudar al animador a fijar los muñecos en una posición concreta después de cada milimétrico movimiento. Esculpidos en arcilla por James Summers, quien se encargó también de su diseño, los muñecos eran convertidos en espuma de látex mediante moldes y cocción en horno (labor realizada por George Butler), a los que posteriormente se les pasaba por los departamentos de maquillaje, vestuario y peluquería, para quedar listos para la filmación. Myerberg, aplicando sus dotes de showman y hombre de negocios, empezó a lanzar información falsa sobre el proceso de creación de los Kinemans, como él llamaba a los muñecos que desde entonces aparecerían en sus producciones, para captar a posibles productores y distribuidores. Él sostenía que los Kinemans eran manipulados por una misterioso proceso electrónico que había costado miles de dólares, que a través de complejas fórmulas era capaz de proporcionar a los muñecos más de 800.000 expresiones humanas.


¿Conseguiría Myerberg convencer a la gente de dinero de los Estados Unidos para que le ayudaran a realizar esta película, o metería este proyecto también en el cajón de su escritorio? Lo descubriréis en la próxima entrega de los Kinemans...