martes, 19 de febrero de 2013

Lo mejor de la pixilación (Pixilation Best Works)


En menudos jaleos me meten los colegas que pueblan mi facebook... y yo encantado, ¡ojo!

El último en pedirme ayuda referencial es el bueno de Alberto Sobreviela, hombre de cervezas y gran gusto cinéfilo, quien me ha preguntado por cuáles son las mejores obras de la pixilación. Así, sin paños calientes ni nada. Pues bueno aquí van unas cuantas con las que estaréis de acuerdo que son lo más de lo más en este noble arte de la animación fotograma a fotograma con personas, aunque seguramente no sean todas las que merezcan estar en una lista como esta. Por lo que todo el que quiera aportar su granito de arena será más que bienvenido.

El Hotel Eléctrico (Segundo de Chomón, 1905): Siendo españoles no podemos empezar esta lista sin tener en cuenta el gran trabajo del turolense Segundo de Chomón. Este trabajo demostró el gran potencial de la animación mediante paso de manivela (así lo denominaba Segundo) como elemento con el que contar historias de tinte fantástico.



Neighbours (Norman McLaren, 1952): Ganador del Oscar a mejor cortometraje de animación, este trabajo es uno de los más recordados del innovador Norman McLaren.



Peter Gabriel - SledgeHammer (Stephen R. Johnson, 1986): Considerado por la MTV como uno de los 100 mejores vídeos musicales de la historia, esta obra fue una de las que puso en el mapa a nivel internacional al estudio de Bristol, que vería nacer tres años después a la hoy archifamosa pareja Wallace & Gromit.



Gisele Kerozene (Jan Kounen, 1989): Poco conocida pero muy disfrutable obra francesa que cuenta con algunos de los más ingeniosos trucos de pixilación. No imagino esta obra en otra técnica.



Food (Jan Svankmajer, 1992): La gran trilogía de la comida es uno de los mejores trabajos de este checo que en la actualidad solo se dedica al mundo del largometraje. Aquí os dejo con la segunda de las comidas, espero que no se os atragante.



The Secret Adventures of Tom Thumb (Dave Borthwick, 1993): Oscura y rayante, la obra magna de la extinta compañía Bolex Brothers comenzó su andadura con éxito en el festival del cine fantástico de Sitges, donde dejo a todo el mundo ojiplático. La muerte de su director supuso una de las noticias más triste del mundo animado del pasado 2012.



Angry Kid (Darren Walsh, 1999): Serie brutal. Cada capítulo es pura poesía escatológica y contenido políticamente muy incorrecto. Los dos DVDs que componen sendas temporadas son artículos obligatorios para cualquier fan de la pixilación.



Stanley Pickle (Victoria Mather, 2010): Cuenta con el que es posiblemente el mejor actor animado de toda la historia de cine, esperemos que Andrew Caiden repita en los próximos años.



Luminaris (Juan Pablo Zaramella, 2011): Cuando mis ojos entraron en contacto con este cortometraje en la sala de proyecciones del Museo Reina Sofía de Madrid durante el estreno mundial del mismo, supe al segundo que su magia excepcional llegaría muy lejos. Esa tarde le mandé un mensaje a su creador y amigo, Juan Pablo Zaramella, diciéndole que estaba seguro que ganaría Annecy. Meses después esta predicción se hizo realidad.



Gotye - Easy Way Out (Darcy Prendergast, 2012): Para mi el mejor trabajo de pixilación del pasado año de los mayas. Darcy Prendergast y su estudio Oh Yeah Wow, realizan una animación tremenda que sigue el siempre sorprendente camino marcado por anteriores videoclips como el brillante Rippled.