martes, 1 de noviembre de 2016

LA GRIETA (LA ACADEMIA DE ANIMACIÓN; 2016)

Los buenos colegas de La Academia de Animación han querido compartir en primicia, con los lectores de Puppets & Clay, el último corto realizado por sus alumnos -así que os podéis imaginar lo feliz que estoy-. Su título es La Grieta (no, no se trata de un remake del largometraje de Juan Piquer Simón) y aquí lo tenéis para su disfrute:



A mí me ha molado un huevo, qué queréis que os diga. También es verdad que no soy objetivo: conozco el terreno donde se ha creado el corto, los directores son amigos y he podido tocar los puppets originales con mis zarpas de protosimio. Insisto, no soy objetivo, pero es que entender el arte de manera objetiva es de ser del género gil.... Sea como sea, me ha gustado mucho el trabajo de arte que tiene, y ese rollito checo de final filosófico que, a mí que lo he visto a la hora de la siesta -esa en la que el cerebro te funciona a paso de tortuga-, me ha dejado bastante jodido.
Además de pasarme el corto y las fotazas de detrás de las cámaras que acompañan esta brutal entrada -la abuela que me queda está bastante chocha, la pobre-, les he pedido a ambos directores, Lula y Jordi, que me contesten a una batería de preguntas referentes a este trabajo:

1) ¿Quiénes fueron los alumnos que participaron en la creación del corto? 

Los alumnos de nuestro curso de stop motion en Barcelona que intervinieron en la construcción y animación de este corto, fueron: Andrea de la Torre, Carlos Villarreal, Cintia Rodríguez, Fabrizio Desideri, Helena García, Iván Albacete, Julio Lorenzo, Laura Carranza, Marina Soteras, Mario González, Núria Anguren, Paula Trolliet Y también tuvimos alumnos de otros cursos que quisieron participar: Guillem Puig (Montaje y Postproducción). Eva Puertas y Adrián Carande (Asistentes).

2) La idea original es de La Academia de Animación, pero ¿tuvo modificaciones a lo largo del proyecto?, ¿aportan los alumnos de manera activa en esta labor? 

Desde la escuela siempre traemos una idea, pero no es un guión totalmente cerrado, los alumnos pueden (y deben) aportar cosas y proponer cambios. Además, con ellos también desarrollamos la dirección de arte sobre la que todos nos basamos a la hora de diseñar y construir a los personajes, los props, los escenarios… Es un auténtico trabajo colaborativo en el que alumnos y profesores estamos involucrados. Y en este cortometraje no ha sido distinto.

3) Ninguno de los cortometrajes que salen de vuestra academia se parece al resto, lo cual es digno de admirar. ¿Cómo se dirige, artísticamente hablando, un corto como este?

Pensamos las ideas en función de la sinergia de cada grupo. Cuando vemos que un curso es más dado a la broma, vamos por ese lado. Y si por el contrario tenemos estudiantes con un perfil más profundo, pensamos algo en esa línea. Y finalmente está la aportación de los mismos alumnos, que al ser diferentes en cada ocasión, influye directamente en que cada corto también lo sea.
4) Dentro de la labor de arte de este cortometraje, me encantan especialmente la máquina y el suéter de Shaun. ¿No sé si los alumnos y vosotros estaréis de acuerdo? 

Más que de acuerdo. A nosotros, los profesores, la máquina nos dejó patitiesos de lo molona que era. Cuando los alumnos la trajeron terminada, no nos podíamos creer que hubieran construido semejante maravilla a partir de basura informática (una placa de ordenador por aquí, un trozo de impresora por allá, unos tubos de goma…). Esto es lo increíble de nuestros estudiantes; siempre están motivados, con ganas de aprender y de resolver problemas para hacer cosas chulas. Y te diremos más, uno de nuestros alumnos, conocedor de sistemas informáticos, ideó un Arduino para que pudiéramos encender y apagar las lucecitas de la máquina a distancia desde nuestros teléfonos móviles, ¿cómo te has quedado?

Bastante loquer, la verdad.

Y del suéter de Shaun qué te vamos a decir, somos fans de Aardman. Y aunque no recordamos bien quién lo propuso, sí que nos acordamos perfectamente del sí rotundo de toda la clase. A todos nos encantó la idea.

5) ¿Qué problemas os encontrasteis durante el proceso de producción? 


En stop motion siempre hay problemas. Aunque creas que lo tienes todo controlado, no es así. En el último momento se peta una de las luces, el USB no conecta bien… pero son cosas que se van solucionando sobre la marcha y que no impiden llevar a cabo el trabajo. En cuanto a la animación, siempre le damos mucha caña a la preproducción para no encontrarnos con sorpresas a la hora de rodar. Y por el momento este punto sí lo tenemos muy controlado y nunca nos ha dado grandes problemas.

6) No en referencia a este corto, sino a nivel general y debido quizás a que me siento filosófico tras ver el corto, ¿se puede llegar a odiar a un puppet?

(Risas) Sí, se puede llegar a odiar un puppet, pero sólo al principio de tu carrera, cuando estás aprendiendo y no sabes de animación. Porque sin experiencia, puedes cometer fallos que conviertan el rodaje en un infierno: los brazos no se quedan donde deberían, la cabeza pesa mucho, el alambre se rompe muy rápido, te patina en la base… Pero con los años aprendes un montón de trucos para solventar estos problemas y después es imposible que lo odies, al contrario, los amas como a tus hijos. Y por este motivo en nuestro curso de stop motion les enseñamos todo a nuestros alumnos para que no cometan los mismos errores que nosotros hace más de diez años y así puedan amar a sus puppets desde el primer día.

7) Ya aprovecho para preguntaros por cómo va La Academia de Animación y qué deben hacer quienes nos leen para apuntarse o para estar enterados de los nuevos cursos. 

En La Academia de Animación damos cursos de stop motion en Barcelona de tres meses en los que enseñamos animación stop motion, creatividad, guión y lenguaje cinematográfico. Y el último mes es cuando rodamos un cortometraje profesional que después cada alumno puede incluir en su showreel. Además, desde la escuela nos encargamos de la distribución del corto a festivales de todo el mundo. Y hasta la fecha contamos con más de ciento cincuenta selecciones oficiales y varios premios a nivel nacional e internacional.

La idea del curso es dotar a nuestros alumnos de las herramientas necesarias para que puedan trabajar en proyectos propios o ajenos en cortos, largometrajes, anuncios de TV, canales de internet... Si alguién está interesado en el curso, puede encontrar toda la información en nuestra web www.laacademiadeanimacion.com, y también nos pueden escribir a info@laacademiadeanimacion.com

Mil gracias por vuestras palabras, espero que os siga yendo tan bien por, al menos, un par de decenas de lustros. Sino más. Abrazote animado.