jueves, 31 de mayo de 2012

Entrevista a Manuel Ferri, creador y animador de monstruos en el nuevo corto de Pablo Riquelme


¿Cuál es el argumento de este nuevo proyecto de Pablo Riquelme y cual es para ti su principal atractivo?

El corto trata de un guionista de películas de ciencia ficción de éxito (Darío Paso-Jardiel) que ha de enfrentarse al reto de cambiar de género por consejo de su productor (Luis Larrodera), lo que provocará que se enfrente a un dilema moral.

Lo realmente llamativo del cortometraje es que aparecen criaturas que han sido creadas exclusivamente con animación fotograma a fotograma, dejando a un lado los efectos digitales. Y creo que aunque la stop motion no era la primera opción (desde un principo se pensó en la infografía), ha sido un acierto por parte del director el dejarse seducir por el canto de sirena de los efectos de stop motion, ya que se crea una atmósfera acorde con la peculiar historia.


¿Es la primera vez que trabajas con Pablo?

No, de hecho es la tercera colaboración que he hecho con este director. La primera vez fue diseñando el cartel de un trabajo anterior suyo "La invación de las babosas asesinas", a lo que siguió la animación de los títulos de crédito de su siguiente trabajo "Armengola la leyenda", donde hice una introducción con dibujos basados en códices antiguos aunque también incluí un detalle en stop motion, concretamente la animación del título de la película. Además hice el cartel de la película y el cómic.

Aunque supongo que esta vez ha sido más especial...

Sí, la verdad es que  no ha sido hasta ahora donde he podido dar rienda suelta a mi verdadera pasión, los monstruos animados, una oportunidad por la que le tengo que estar agradecido. Ha sido un encargo duro pero qué duda cabe que he disfrutado también en su desarrollo y he tenido mucha libertad a la hora de crear las criaturas.


¿Cómo fue el proceso de tu trabajo de animación?

En un principio dibujé unos cuarenta conceptos diferentes de monstruos y el director eligió los que más se aproximaban a lo que tenía en mente. A partir de ahí se pulió el diseño y se crearon un total de siete muñecos, sin contar tentáculos y otras criaturas de menor envergadura.

Los muñecos del cortometraje los he creado a partir de multitud de materiales, principalmente el látex, aunque también he hecho uso de la plastilina. Unos han necesitado de estructuras más complejas que otros y aunque en mi opinión les hubiese dado más protagonismo lo cierto es que los planos de stop motion han tenido más presencia en la historia de lo que en un principio se pensaba. Me siento especialmente orgulloso de los tentáculos que aparecen en varias secuencias porque su textura era realmente convincente. Por otra parte, el más complicado de animar fue un pollo mutante que requirió 9 horas de trabajo de animación debido a todos los elementos secundarios de la criatura que requerían movimiento (un ojo incrustado en el cuerpo, apéndices, la respiración, las alas...).


¿Cuanto tiempo llevo la animación? ¿Tuviste algún tipo de ayuda?

El proceso total de efectos especiales de stop motion duró 4 meses, desde el diseño a la animación final. El equipo de animación y taller ha constado únicamente de dos personas, Manuel Ferri (servidor) y Pedro López.

¿Cuando podremos disfrutar de este trabajo? Ya tengo ganas de incarle el diente...

Finalmente el corto se estrenará de forma oficial el próximo 7 de junio a las 21:00 h. en la sala Caja Negra del Centro "Las Cigarreras" en Alicante, dentro de las actividades paralelas organizadas por el 9º Festival de cine de Alicante que este año está dedicado precisamente a eso, a la ciencia ficción.