sábado, 13 de junio de 2009

Probando los puppets de James y el melocotón gigante


En 1996, el director Henry Selick (ahora muy de moda gracias a su último trabajo: Los mundos de Coraline) nos trajó una simpática película de animación stop-motion de la factoría Disney, con quien ya había llegado al éxito en 1993 con la siempre genial Pesadilla Antes de Navidad.

Hoy no es momento de analizar todo el desarrollo de la película, pero si me quiero deterner en estos videos de pruebas de los personajes que componen el elenco de personajes de esta aventura realizados por Skellington Productions y que harán que valoreis más esta cinta que quizás no este demasiado bien considerada:

En primer lugar tenemos el placer de ver las pruebas de animación del ciempiés, podemos ver como camina, habla, mueve los ojos,... La escena final no debeis perderosla:



El ciempiés también aparece en el siguiente video que tiene como protagonista al distinguido saltamontes:



Por otro lado, el protagonista, James, tiene su propio video de sincronización de voz:



La señora araña tiene un amplio video de movimientos:



Por último, este video de interactuación de personajes:



Los animadores, por no decir geniales artístas, que crearon estos test fueron Mike Belzer, Richard Zimmerman, Trey Thomas, Anthony Scott, Mike Johnson, Justin Kohn, Dan Mason, Paul Berry y Webster Colcord (este último ha visitado estos días el blog dejando sus perlitas en forma de comentarios, lo cual es genial).

3 comentarios:

Anacleto. dijo...

Geniales artistas como tú dices,en vez de animadores...Gran película despreciada por el público mayoritario..

klaatu dijo...

Sigo sin verlaaaaaaaaaaaaaa, que ganas, coño!!!!

Valentín VN dijo...

No era una mala película, ni mucho menos, pero costaba centrarse en ella. No llegó a las cotas de NBX (Nightmare Before Christmas) ni a Corpse Bride, pero con Coraline he tenido cierta sensación de dejà vu, al notar ciertas concordancias entre James y Coraline.