martes, 21 de abril de 2009

Flesh Gordon: La pelea entre Flesh y el Beetleman (1972)

Flesh Gordon, aquella película pulp en la que participaron la mayoría de que ahora son los grandes creadores de los efectos visuales, caló profundo dentro del cine de serie B por ser una película que contenía tres escenas de stop-motion legendarias. E

Hoy vamos a analizar la segunda, que es para mi gusto la mejor conseguida de todo el film en cuanto a dinamismo y animación se refiere, estamos hablando por supuesto de la escena de la lucha de espadas con el "Beetleman" (literalmente hombre escarabajo). El personaje fue diseñado por George Barr (que fue no acreditado; recordemos que solo 9 de los 21 artístas que trabajaron en el film tuvieron la suerte de ver su nombre en pantalla en la edición final) y construida a partir de la armadura de uno de los Beetlemen que creó Pete Peterson en los años cincuenta. En ningún punto del guión y los diálogos de Flesh Gordon se nombra a la criatura como Beetleman, sino que el nombre surgió por la forma de su armadura interna.


Bill Hedge remodeló algunas partes de la armadura original dando paso a la construcción del puppet como tal. Se decidió renunciar al uso de goma espuma-latex y usar en su lugar un caparazón duro construido sobre la armadura que le conferia al muñeco ese aspecto de crustaceo. La técnica utilizada fue la misma que había realizado Peterson en sus Beetlemen y que más tarde volvería a desarrollar junto con Willis O´Brien en El Escorpión Negro (The Black Scorpion, 1957), y se basaba en el uso de resinas.

Un prototipo de arcilla del brazo y la pierna de la criatura fueron realizados por el siempre genial Rick Baker, y de ambos miembros se hizo un molde para realizar los dos brazos y piernas. La cabeza fue también realizada mediante molde, pero las manos fueron creadas directamente sobre el muñeco.

Bill Hedge se encargó de la coreografía en la escena y supervisó la filmación de la imagen real. Una vez se obtuvo la cinta de la imagen real, Jim Danforth se encargó durante dos meses de realizar la animación usando la unidad de rear-projection (no hay traducción para esto, ver imagen adjunta) que fue usada por la RKO en El Gran Gorila (Mighty Joe Young, 1949), labor en la que fue ayudado por el hombre que la usara en aquella cinta y que además realizó las armaduras para los muñecos, me refiero a Harry Cuningham. Con destreza, Danforth hizo interartuar de forma dinámica al muñeco con los elementos de acción real, integrando perfectamente a los actores y a los instrumentos que estos portaban.


El Beetleman es un triunfo no solo por su fluida animación, sino más bien por su caracterización, que ha llegado a convertirse en el sello característico del trabajo de Danforth. La gran expresividad de los movimientos dota a la criatura de una personalidad propia. El muñeco refleja confusión cuando la puerta de madera se abre de golpe, dolor cuando intenta arrancarse la espada encajada en su hombro, e incluso humor con sus golpes de kárate realizados por sus manos de pinzas. Quizás la parte más interesante sea la escena final cuando el Beetleman persigue a Flesh a través de una escalera, recordando a Simbad luchando contra el esqueleto en Simbad y la Princesa (The Seventh Voyage of Simbad, 1958), hasta que le tiene acorralado y es salvado en última instancia por un arquero que desde las sombras clava una flecha en la espalda de la bestia que cae de la escalera y desaparece.

Originalmente se concibió a la criatura para que se moviera como un robot, pero al final la idea se descartó dejando libertad a Danforth para que desarrollara el movimiento de la criatura como algo orgánico. Esto fue sin duda un gran acierto.



Referencia: Artículo de título Flesh Gordon, realizado en otoño de 1976 por Mark Wolf para la revista Cinefantastique vol.5 #2. Doy gracias a Jim Aupperle por el aporte.

4 comentarios:

Anacleto. dijo...

No conocía esta película,tiene muy buena pinta.Voy a ver si la encuentro para verla..Saludos

klaatu dijo...

artículo estupendo.llevo mucho tiempo buscando esta película y no hay manera. Seguiremos intentándolo. La palabra que buscas es "retroproyección". Me lo paso bomba leyendo este post.

monsterdavid dijo...

Sin duda alguna la cinta es todo un clasico del cine "Trash" de los 7o que si ha pasado a la Historia es justamente por sus maravillosas escenas "Stop motion",las escenas finales con el demonio gigante que no para de decir palabrotas se "censuraron" en la version doblada española. En 1989 su director Howarrd Zienhm rescato el personaje y estreno una secuela todavia mas absurda con el rocambolesco titulo de "Flesh Gordon Meets the Cosmic cheerleaders". La cinta cuenta con unas cuantas criaturas animadas Stop Motion entre las que destacan un ser reptil y un King Kong maniaco sexual obra del animador Lauritz Larson y el tecnico de FX Jim Towler. La entrada merece un diez, felicidades y a seguir sorprendiendo!

Hermanos Encinas dijo...

Gracias a todos por el apoyo.

Haber si me hago con le secuela de Flesh para poder ver esas escenas que me cuenta el Monster.