lunes, 29 de septiembre de 2008

Un Domingo en Animadrid


Como ya les dije, estuve en el Animadrid este domingo para ver que se cocía en esta novena edición. Llegue muy bien acompañado a las 6 y cuarto a la Casa de la Cultura, donde a las 7 pondrían la sesión de pantalla contemporánea infantil que contenía tres cortos en Stop Motion. La lastima fue que dos de ellos no pudieron ponerse por "causas externas", y sobre el otro, "Kury Gorozh" (2007) aquí va la crítica:

Con un huevo de Kury Gorozh en su poder, el anciano y la anciana han empezado una nueva vida, pero el gozo de los holgazanes dura poco...

La historia tiene miga y tiene una animación en stop motion como si fuera en dos dimensiones que es realmente chula, pero le falta un poco de fuerza, no sé, quizá un poco más de acción.

Veredicto: 6/10

Sobre el autor, Sergey Merinov: Sergey Merinov nació en Moscú. Hizo prácticas de animación y dirección en el estudio Pilot, que acabó en 1992 y 2002 respectivamente. Ha colaborado con el estudio Pilot en la creación de escenarios para películas de dibujos animados, como animador y director artístico. También ha participado en la creación de clips de animación y anuncios publicitarios para Central TV. En la actualidad trabaja como director en el estudio Pilot.

Hablando del estudio Pilot, en todos sus cortos ponen una introducción muy chula en la que mezclan stop motion con animación en 2D para introducirnos a en la sociedad y cultura del país donde se narra el corto. Una muy buena idea.

Al salir de la Casa de la Cultura fuimos al Espacio Cultural Mira a recoger las acreditaciones de prensa y luego entramos a ver una selección de la competición internacional de cortometrajes, en la que vimos un par de cortos de animación "frame by frame":

"Big Band" (2008), este corto venezolano de 22 minutos nos muestra un viaje por el mundo de la experiencia urbana conteporánea que muestra situaciones teóricamente distantes en el espacio y el tiempo, con giros radicales en la narrativa. Se transporta al espectador de una situación a otra y se le reata a crear relaciones entre las escenas, obligando a una reflexión sobre paradojas cotidianas de nuestra sociedad.

El corto es visualmente genial con todo tipo de animación y además realizada con gran calidad, quizas algunas historias están metidas un poquito a capón pero la idea general me gustó bastante, y sobre todo la lucha entre la civilización y la naturaleza es de lo mejorcito.

Veredicto: 7/10

Sobre el autor, Daniel Calvo: Trabaja como productor musical y diseñador de sonido en Caracas, Venezuela. Aparte de sus actividades en el estudio de diseño Keloide participa en el colectivo Babylon Motorhome y mantiene el proyecto independiente de sampleo "Ortega & Cassette".

Y por último, "Chokopultitos (Marketing y Cefalópodos)": Chokopulpitos... mmmm ¡qué ricos! Y hay que venderlos, ¡ya lo creo que sí! ¡A quien sea y como sea! Pero... un segundo... ¿quién nos vigila desde más allá de las profundidades cósmicas con mirada malévola? ¿Qué quieren de nosotros? ¿Acaso acusan a los inocentes pulpitos de algo sucio y miserable?





En fin, para mí fue lo mejor de la jornada, tanto en Stop Motion como en el resto de las técnicas (exceptuando el gran "Hot Dog" de Bill Plymptom, necesitaba reírme así). Pablo Llorens sabe lo que nos gusta y nos lo da: buenas dosis de crítica social aderezadas con sus plastipersonajes y su importante ironía hacia todo.

Veredicto: 9/10

Sobre Pablo Llorens: Se dedica intensamente al arte de la animación con platilina. Realizó "Noticias Fuerrrtes", "Gastropotens I y II" y "Caracol, col ,col" (Premio Goya 1996) con los que ganó un buen puñado de premios. En 2001 crea su propio estudio, potens Plastianimación, donde sigue fabricando más cortos como "El Enigma del Chico Croqueta" (Premio Goya 2005) "Chokopulpitos" y "La Maldición de los Hombre Triángulo", que abre una nueva dimensión de convivencia entre plastilina y actores reales.


Hasta la próxima jornada stopmo-maniacos!