lunes, 28 de enero de 2013

Mars Attacks the Stop Motion!

Rescato del olvido, para terminar de editar y publicar, una de las entradas que estaban en el borrador de este blog desde hace mucho tiempo...


Todos conocéis la película de Tim Burton homenaje a La Tierra contra los Platillos Volantes, aquel estupendo film de los cincuenta que contó con inmejorables efectos especiales de Ray Harryhausen. Mars Attacks llegó al cine para dividir a los fans de Burton, quienes no encontraron al artista en su máxima potencia. Sin embargo, entre las grandes virtudes del film estaban los efectos especiales creados por ILM para dar vida a nuestros vecinos invasores, que con más fuerza que inteligencia acabarán con la cabeza hecha puré. 

Lo que es posible que conozcáis que en un principio la idea de Burton era realizar un homenaje completo a la cinta de los 50, y que para ello era condición inecuanime que los aliens (basados en los creados originalmente por el ilustrador Norman Saunders para una colección de cartas Topps) debían ser animados mediate la gloriosa y mágica stop-motion. El hombre indicado para ser el director de animación sería, el ya mencionado en múltiples ocasiones en este espacio, Barry Purves.

Para Barry Purves: "Fue una experiencia alucinante estar trabajando en Hollywood durante 9 meses. Y una emoción que me propusieran ser Director de Animación para la película. El trabajo mio que realmente me dio el puesto fue Next, a Tim le gustó la interpretación de él. Y cuando llegué a los estudios nosotros hicimos un visionado de Achilles, el trabajo que acababa de realizar. Entonces me dijeron muy claramente que la productora estaba encantada de tenerme abordo. En pocas palabras, montamos un estudio de animación enorme, con la mayoría de la gente de Mackinnon and Saunders que había venido desde Inglaterra. Cuando llegué el guión estaba lejos de estar terminado y las escenas de los marcianos estaban en un ir y venir diario, mientras yo trabajaba desarrollando estas escenas con un gran equipo de artistas en el storyboard, combinandolas con las ideas de Tim. Tim estaba muy entusiasmado de hacer una verdadera celebración del stop-motion y observamos con detenimiento un monton de películas de Harryhausen y otras de los años 50. Hablamos durante horas sobre los marcianos, y como deberían moverse. Mi sugerencia fue hacerles con una apariencia un poco de pajaros pero que tuvieran el tono amenazador de Norma Desmond - con sus grandes e impertubables ojos y sus frenéticos e incontrolados gestos, rachas de energía y entonces calma. Mackinnon & Saunders realizaron posiblemente unos 30 marcianos, entre los cuales había desnudos y vestidos. 


Yo realicé test de animación durante semanas - en aquel momento no había ningún otro animador contratado. Los que estaban desnudos fueron una alegría para animar, con sus largos y hermosos miembros y sus flexibles columnas vertebrales. Los que estaban vestidos no eran tan fáciles, y los casos de cristal fueron ciertamente un problema. Teníamos que quitar para cada fotograma el caso para mover la cabeza. Creo recordar que tuve un asistente cuya única labor era limpiar los cascos dejándolos libres de huellas dactilares. Desafortunadamente el proceso de volver a poner en casco a veces hacía mover la cabeza del muñeco. Nada bueno. Pero eran unos hermosos puppets. Nadie había elaborado totalmente como coordinar la imagen real con la animación. Bastante extraño, estuvimos hacíendo las tomas de animación por delante de la imagen real, algo que no parecía lo correcto. Por otro lado, casi todas las secuencias que filmamos son una gran muestra de mi siendo destrozado por un marciano. ¡Animé al marciano que me mataba en la película! Secuencia en la que fui emocionantemente dirigido por Tim. Nosotros también hicimos una gran cantidad de test de animación de los platillos volantes y de todos sus artilugios. Un montón de accesorios y trajes fueron expresamente construidos. Las largas capas fueron difíciles, y nos surgieron muchas maneras de colocarlas correctamente... Finalmente las forramos con pequeñas pesas de pesca e imanes. 


Hubo muchísimos problemas pero ninguno fue insalvable. Entonces un día, después de que las nuevas secuencias hubieran sido aplaudidas fuertemente en la sala de visionado, estuvimos hablando sobre que la unidad se había cerrado esa tarde, y porque había sido. Yo tenía que conseguir que la unidad de cerca de 50 personas se juntara para decírselo. Todos ellos estaban contentos porque pensaban que estábamos yendo a la unidad de fotografía. Falso. Mackinnon & Saunders, con mejores artimañas legales que yo, lograron persuadir al estudio para que nos permitiera hacer los marcianos a tamaño natural para ensuciar las calles. Pero ninguna escena de mi gente apareció finalmente en el film, aunque muchas de las ideas que aperecen son ideas mias, que salen de las partes del guión y los storyboard que yo realicé. Puedo aun ver a Norma Desmond y a los pájaros, y todavía veo mis tests logrando el resultado final. Fue un placer hacer los test de cabezas explotando que realicé, y ver que esta actuación terminara siendo acogida por el film. No me arrepiento del conjunto de la experiencia, pero es duro para mi, como Director de Animación, sentir que la animación no era suficientemente buena, y eso llevara a que ellos se decantaran por la Imagen Generada por Ordenador. Esta no fue la única razón desde luego, ya que la Imagen Generada por Ordenador proporciona muchas más opciones y formas de llevarlas a cabo. Lo que me apena es que no se hiciera mención de mi contribución a la película en el libro de Making Of ("The art of Mars Attacks"), y no aparecer en los créditos del film..." [Texto traducido del foro de la página oficial de Barry Purves].

No hay comentarios: