jueves, 2 de enero de 2014

88 FILMS: Tratando con cariño el stop-motion de serie B

Antes de nada... ¡¡¡Feliz 2014 stopmotioners!!!

Estamos encantados de seguir manteniendo este espacio donde escribir nuestros desvaríos sobre la genial animación stop-motion. Una felicidad que se hará aun más plena cuando, en un par de semanas, cumplamos los 6 años de vida en la red, una cifra que esperamos que siga creciendo mucho más. Y vosotros que lo veáis. 

El caso es que en estas fiestas de guardar hemos estado ocupados con lecturas de libros y revistas especializadas, así como videando ediciones en DVD y Blu Ray (Harryhausen) que teníamos pendientes en nuestra hemeroteca, que no para de crecer y hacer sudar a las pobres y agotadas estanterías, que cada mes sufren nuevos incrementos de peso. Pero que leches, esa es su función. ¡Hay que ciclar las baldas! 

Una de las notas más sobresalientes que teníamos pendientes era hablaros de 88 Films, una distribuidora inglesa independiente que trata de manera excelente a los viejos clásicos de terror y ciencia ficción estrenados entre los 70 y los 90, abarcando con su catálogo gran parte de las cintas que durante esos años dio a luz Charles Band junto a su productora Full Moon, gran precedente de The Asylum en eso de hacer sin descaro todo tipo de películas de bajo presupuesto que aprovechan los temas de moda de Hollywood. 

Así, transformando los viejos masters en Blu-Ray, remasterizando el sonido e integrando buenas cantidades tanto de extras añejos, como los originales Videozones que acompañaban a las películas en sus ediciones VHS directas a videoclub, como nuevas entrevistas y material de detrás de las cámaras. Nosotros hemos tenido el gusto de volver, mejor dicho de volver a ver (ole nuestros huevos!), Bloodlust: Subspecies III (Ted Nicolaou, 1994) y Demonic Toys (Peter Manoogian, 1992), dos clasicazos del combo stop-mo/acción real trasnochado de los noventa, que contienen pequeñas (pero muy agradables) secuencias de animación, realizadas por el estudio de Dave Allen. Sin duda alguna, es la mejor forma de verlas, eso sí en idioma original y sin subtítulos, pero con una calidad de imagen y sonido que te quita el hipo. Un gran acierto por parte de 88 Films, Classic Movies Treated With Respect.