miércoles, 15 de abril de 2015

Celetrity Deathmatch vuelve a MTV2

MTV Celetrity Deathmatch junto a Pessing Catch se adhirieron al subconsciente infantiloide de muchos de nosotros como los mejores shows que podían hacerse sobre un ring. Pressing Catch creó todo un imaginario de personajes molones, se transformó en la WWE y hoy sigue siendo un éxito entre infantes y adultos, pero el Deathmacth, contando con el potencial de la parodia de cantantes, actores, políticos, etc,,,, no tuvo tanta suerte.
Entre 1998 y 2002 se crearon un total de 75 episodios por un grupo de animadores jóvenes con muchas ganas de abrirse hueco en el cine de animación, entre ellos se encontraba gente como Mark Caballero, Seamus Walsh, Matthew Manning, Suzanne Twining, Dan Driscoll o Misha Klein que con el tiempo se convertirían en piezas clave en el panorama stop-motion americano. Sin embargo, la serie adolecía de una animación muy irregular, sin una dirección muy definida.

"Trabajar en esta serie fue una locura muy divertida, pues no contamos con una dirección, solamente teníamos los guiones y las animáticas. Y realmente era casi siempre la misma historia en cada episodio [famosos dándose hostias en un ring]. Así que no nos quedó más remedio que dirigirnos por nuestra cuenta y riesgo, así que aprovechamos para practicar diferentes estilos de animación. Eso significaba que animábamos los personajes de manera bastante absurda a no ser que fuésemos retados por otro animador a realizar movimientos más valientes y trabajados." Extracto de la entrevista a Mark Caballero que podréis leer al completo en el número 4 de nuestro fanzine.

Tal era el desbarre al que se llegó en la serie que se cuenta que uno de los animadores se puso hasta las patillas de droga mientas animaba un plano dando como resultado una secuencia que empezaba con unos movimientos realistas e iba evolucionando hacia algo cada vez más psicodélico. Por lógica (y por desgracia) esa toma tuvo que volver a grabarse y a día de hoy permanece inédita.

Tras cuatro temporadas de éxito, la serie fue suspendida en 2002. Pero este no fue su final.

Cuatro años después, el estudio canadiense Cuppa Coffee Studio se encargó de coger el relevo del extinto departamento de animación de la MTV para realizar una única temporada, cuyos índices de audiencia fueron más que aceptables (el primer episodio fue visto por 2,5 millones de espectadores, convirtiéndose en el estreno nominal más alto de MTV2). ¿Sería este su final absoluto?
Parece que no. The Hollywood Reporter anunciaba ayer la vuelta del programa a MTV2, bajo el  amparo del creador original del programa, Eric Fogel, y Wasteland Entertaiment. Volverá en formato piloto con esperanzas a que se convierta de nuevo en otra temporada de la violenta serie. Los fans del stop-motion estamos de enhorabuena.