jueves, 3 de julio de 2014

Imperium Vacui (Massimo Ottoni & Linda Kelvink, Italia, 2014)

[English below]
En Puppets & Clay, nos hemos acercado con interés a revisar los trabajos que estuvieron seleccionados en la última edición del Festival Internacional de Animación de Annecy. Entre las propuestas realizadas por estudiantes, destacamos Imperium Vacui, que nos muestra la lucha de un hombre contra un régimen que ha perdido toda esencia de humanidad:


Hemos contactado con Massimo Otoni, uno de los directores del trabajo (junto a Linda Kelvink) y le hemos realizado una minientrevista para adentrarnos más en este interesante trabajo de graduación:

¿Quiénes son Massimo Ottoni & Linda Kelvink?
Linda y yo somos simplemente unos estudiantes de Turín, recién graduados en el departamento de animación del Centro Sperimentale di Cinematografia. Antes de entrar en esta escuela, Linda estudió pintura en Milán, además ella es una artista con enorme talento y una muy buena animadora 2D y stop-motion. Yo me gradué en Literatura, Música y Escuela de Negocios en La Sapienza University de Roma, y comencé a experimentar con la animación en 2008.

Massimo y Linda animando a una muchedumbre de muñecos
¿Cómo se te ocurrió la historia de Imperium Vacui? 
El guión de la película lo concebí hace varias años, como un reflejo de la actual dificultad de encontrar el factor humano que se esconde detrás de los poderosos activos contemporáneos, como las grandes multinacionales o las "holding". Es como si ese poder llegará a convertirse en una máquina con vida propia, usando la apariencia humana como un simple disfraz, como una simple indumentaria. Estaba interesado en narrar la frustración, el sentido de impotencia y horror que uno siente estando enfrente de estas infraestructuras financieras, sin tratar de ser muy específico con la crítica social.


¿Por qué utilizar el stop-motion?
Nos decantamos por el stop-motion por varias razones. La primera es que simplemente amamos y controlamos esta técnica, más que la animación 2D ó 3D. La segunda es una razón artística: animando muñecos puedes crear la sensación de intranquilidad, un equilibrio entre el realismo de la acción real y la grotesca y deformada animación. Tratamos de construir una realidad oscura, sucia e inquietante, un resultado que creo que es imposible emular si no es en stop-motion.

Massimo animando al líder del régimen imperialista
¿Cuáles fueron los principales retos a superar?
Desde que empezamos a trabajar en Imperium Vacui nos pareció que sería un proyecto muy ambicioso. Había un buen número de elementos que son típicamente difíciles de realizar en stop-motion: muchedumbres, espacios grandes con muchos muñecos moviéndose simultaneamente, efectos como el humo y la lluvia, etc. Hicimos frente a la mayoría de estos problemas por primera vez, pero fuimos muy creativos a la hora de solucionarlos utilizando los recursos que teníamos a nuestro alcance.


Ronda técnica: cámara, materiales de los muñecos, ¿24 ó 12 fps?, software,...
Realmente contábamos con un presupuesto pequeño para este cortometraje y buscamos las soluciones más baratas para hacer todo, desde los muñecos hasta la escenografía. Recuperamos madera de muebles antiguos, tejidos de ropa vieja, y utilizamos muchos materiales reciclados para hacer los props y los elementos de decoración de los escenarios. Los muñecos se crearon de forma barata también, mediante madera, alambre y tubos de aluminio, gomaespuma, masilla Milliput y plastilina. Rodamos todas las escenas en los espacios de nuestra escuela, en doses (12,5 fps) con el software Dragonframe, una cámara Canon 550D y la inestimable ayuda profesional del director de fotografía: Claudio Meloni.


¿En qué estáis trabajando actualmente?
Ahora, estamos terminando nuestras practicas profesionales. Linda está trabajando en Milán, en Maga Animation Studio. Yo trabajo en dos proyectos con otros tres compañeros de escuela: el primero es un anuncio para una organización italiana sin ánimo de lucro realizado en stop-motion; y el segundo es un tríptico formado por tres vídeos cortos sobre la Primera Guerra Mundial, financiado por la Cinecittà Luce de Roma con propósito de investigación artística. Esperamos poder ver estos trabajos online en unos pocos meses.  

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Who are Massimo Ottoni & Linda Kelvink? 
Me and Linda are just graduated in Turin, in the animation dept. of Centro Sperimentale di Cinematografia. Before this school Linda studied painting in Milan and she's a very talented artist and a great animator both for 2d and stop-motion. I'm graduated in Literature, Music and Show Business at La Sapienza University of Rome, and i started experimenting animation in 2008.

How do you conceive the story of Imperium Vacui
I conceive the plot of the film some years ago, reflecting about how is actually difficult to identify the human factor behind some contemporary power assets, like big multinational corporations or holding companies. It's like the power became a machine with his own life, using human appearance like a dress, like a costume. I was interested in telling the frustration, the sense of impotence and horror felt in front of these architectures, without being too specific in a social critique.

Why did you use stop-motion to told the story? 
We used stopmotion for different reasons. The first is simply 'cause we love stopmotion and I handle this animation technique more than 2d or 3d. The second is a stylistic reason: animated puppets can create a sense of unsettle, a balance between live action realism and animation grotesque deformation. We tried to build a dark, dirty, disturbing reality and I think it was impossible to get a similar result without stopmotion. 

What are the main challenges in the filming? 
Since we started working, Imperium Vacui has shown itself like an ambitious project. There was a number of elements that are typically hard to make in stopmotion as crowds, big spaces with a lot of puppets moving simultaneously, effects like smoke and rain, etc. We faced the most of this problems for the first times and we had to be very creative to solve them, taking advanced of any available resource. 

Tech-round: cámera?, materials of the puppets?, 24/12 fps?, software?... 
We had a really low budget to make this film and we had to find the cheapest ways to make anything from puppets to scenography. We recovered wood from old furnitures, fabrics from old dresses and many recycled material for props and set design elements. The puppets are very cheap too, made on wood, aluminium wire and tubes, foam rubber, Milliput ad plasticine. We shot all the scenes in our school's spaces, on twos (12,5 fps) with Dragonframe software, a Canon 550D and the precious help of a professional director of photography: Claudio Meloni.

Are you working now in another stop-motion project? 
By now, we are ending our post-graduation internships, Linda is working in milan at Maga Animation Studio. I worked on two projects with other three school mates, the first is a spot for an italian no profit organization entirely made in stopmotion, the second a triptych of three very short films on world war one, for stylistic research purpose commissioned by Cinecittà Luce in Rome. We hope to see these works online in a few months.