martes, 15 de enero de 2008

KING KONG (MERIAN C. COOPER; EE.UU.; 1933)


Hay que empezar fuerte, por lo que aqui llega: King Kong, la octava maravilla del Mundo.


Este gigantesco gorila, natural de Isla Clavera, fue creado gracias a las manos del maestro de Ray Harryhausen: Willis O´Brien quien se basó en el guión del a la vez director del film Merian C. Cooper, quien a su vez se basó en un relato de Edward Wallace.


El espectaculo ofrecido entonces por aquel 1933 con la película dejo tal huella en la humanidad que hoy en día todo el mundo conoce a este inmenso simio. Al que quizás no conozcan es ha su hijo, que protagonizo la secuela de la saga con un reparto casi calcado al de la primera entrega, eso si con un guion bastante flojo.


Este film trajo consigo el reconocimiento de Willis en el mundo de la animación, ya que el estilo con que recreo el mundo de los dinosaurios fue del todo maravilloso, que ya habia tenido el gusto de mostrarnos en "The Lost Wordl" (El mundo perdido). Las escenas en las que salía el mono se realizaron con seis muñecos pequeños, hechos con goma y pelo de conejo, que meticulosamente se tenian que peinar cada pocos movimientos. El resultado: increible.


Un par de curiosidades:

*El proyecto de una película llamada "The Creation" fue cancelado y el equipo empezó a trabajar inmediatamente en "King Kong". Muchos de los modelos fueron usados para ahorrar tiempo, incluído el Triceratops (cortado en la versión final), el T-Rex, y el Pteranadon.


*Las maquetas de King Kong eran solo de 18 pulgadas (menos de medio metro).

Veredicto: 9/10