jueves, 17 de septiembre de 2015

EL CRIPTOZÓOLOGO (Vicente Mallols; España; 2015)

Después de unos meses de gestación a fuego lento, el cortometraje stop motion valenciano El Criptozóologo producido por  Paloma Mora y dirigido por Vicente Mallols ha visto la luz, y ahora se encuentra en su fase promoción y distribución por festivales.

El proyecto ha recogido en sus alas -- dentro de las instalaciones de Ribarroja del Turia en las que normalmente se ruedan capítulos de Clay Kids -- a buena parte de los grandes artistas de la animación dimensional que pueblan las tierras levantinas, como a Flora Cuevas en el apartado de vestuario, Celia Benavent en fotografía, Yugo Minami y Alicia Cánovas en el departamento de model makers, Victoria Carrascosa a cargo de las estructuras, o David Caballer, Carla Pereira e Iván Sarrión encargados de la animación propiamente dicha. Un equipo que, bajo la dirección de Vicente y la tenacidad en labores de producción de Paloma, ha sabido terminar en los plazos marcados este trabajo sobre seres fantásticos y aventura.

Fernando Cortizo, director de O Apóstolo, es el encargado del guión de esta historia que ha quedado bonita de ver en pantalla, pero a la que le falta, quizás, algo de minutaje para lograr captar mayor empatía con los personajes que se nos presentan (aunque sé que esto no siempre tiene una proporcionalidad directa). La obra fluye de manera lineal hacia el triste desenlace del protagonista (triste a sus miopes ojos que no a los del espectador), con planos cómodos y situaciones resueltas de manera correcta en una sucesión de gags cercana a las propuestas de los cartoons de la Warner, pero muy lejos de esa chispa de comicidad. 

A pesar de esto, el corto es entretenido y no solo lo digo yo, lo dice Movistar+ que lo ha comprado y lo pone durante esta semana en su parrilla de programación (ver facebook de El Criptozóologo para más detalles). Merece muchísimo la pena acercarse a todo su trabajo de creación de maquetas, escenarios, props y los propios muñecos, además de la animación de los mismos, que es sin duda el punto fuerte de este cortometraje que esperamos anime a la productora a seguir por esta senda animada.